Indicadores en Pruebas Diagnósticas

Indicadores en Pruebas Diagnósticas

Aunque en artículos anteriores hemos dedicado algún espacio al tratamiento de pruebas diagnósticas, y dado que en Medicina Basada en la Evidencia, el evaluar si una prueba diagnóstica nueva añade o no alguna ventaja a las existentes es un problema muy habitual, pretendemos dar una información más extensa, por si en algún momento nos tenemos que enfrentar con ello.

A modo de rápido glosario, enumeraremos los términos habitualmente empleados, su significaciòn y su posibles utilidades o desventajas, y, como siempre, insertamos finalmente un calculador de todos estos parámetros a la vez.

Sensibilidad: Probabilidad de obtener una prueba positiva entre los pacientes que tienen la enfermedad.

Especificidad: Probabilidad de obtener una prueba negativa entre pacientes sin la enfermedad

Prevalencia: Proporción de personas afectadas por la enfermedad, en un determinado tiempo, o como la probabilidad de encontrar la enfermedad en una población en cualquier periodo de tiempo.

Incidencia: Probabilidad de que un paciente sin la enfermedad la desarrolle en un determinado periodo de tiempo (casos nuevos).

Valor Predictivo positivo (VPP): Proporción de pacientes con una prueba positiva, que realmente tienen la enfermedad de interés

Valor Predictivo negativo (VPN): Proporción de pacientes con una prueba negativa, que realmente están libres de la enfermedad de interés.

El problema del uso de los Valores Predictivos, positivos o negativos, que serían de utilidad, para resolver un problema habitual en las consultas, cuando, por ejemplo, tras encontrar en un sujeto una prueba X positiva, el enfermo o la familia nos pregunta: Y con esta prueba positiva, ¿qué probabilidad tiene el enfermo de padecer la enfermedad?, están lastrados porque dependen de la prevalencia de la enfermedad en la población, cosa que a veces no conocemos. Por ello se han introducido otros indicadores:

Cociente de probabilidad o razón de verosimilitud, o Likelihood ratio: Probabilidad de que el resultado de una prueba sea visto en un paciente con la enfermedad de interés, comparado con la probabilidad de que el mismo resultado sea visto en un paciente sin la enfermedad de interés. Dado que hay pruebas positivas y negativas, hay dos Cocientes de probabilidad, para pruebas positivas o para pruebas negativas (LHR+ o LHR- ). Estas dos medidas no dependen de la prevalencia. A menudo se ven descritas como Odds (término que, como indicamos al hablar de la Odds-Ratio, es de difícil traducción a nuestro idioma, y que es el modo en que se referencian las apuestas en países anglosajones). Habría pues una probabilidad previa (Odds previo), que coincide con la prevalencia, y unas probabilidades tras aplicar la prueba, una para cuando la prueba resulta positiva y otra para cuando la prueba resulta negativa Posterior Odds, positivo o negativo. Los resultados de Los cocientes de probabilidad o Likelihood ratios pueden transformarse en Odds mediante el nomograma de Fagan, en que, una línea trazada desde la probabilidad pre test, que pasa por el cociente de probabilidad hallado, al prolongarse, señala el valor de la probabilidad post test (hay pues también una línea para la prueba positiva y otra para la negativa).

Estos índices son de gran utilidad, ya que, en resumen, cuantifican cuanto mejora nuestra capacidad diagnóstica desde el momento en que todavía no hemos aplicado la prueba (que coincide con la prevalencia de la enfermedad), a lo que sabemos tras haberla aplicado, tanto para probabilidades de tenerla, cuando la prueba resulta positiva, como para las de no tenerla, cuando es negativa. Siempre, se supone que la comparación de los resultados de la prueba se efectua contra un gold estandar, sea otra prueba de calidad reconocida, con la evolución en el tiempo u otros métodos.

Odds no significan probabilidades. Por ejemplo, si en un grupo hay 3 enfermos y 7 sanos, la probabilidad de encontrar un enfermo en el grupo es de 3/10, es decir, 0.30 o 30%, mientras que el Odd seria 3/7, es decir, 0.43. Por ello, y porque en ocasiones las probabilidades se expresan mediante un número decimal, mientras en otras como porcentajes, en el calculador que suministramos más abajo, los datos se expresan tanto como Odds, como en probabilidades, y tanto en decimales como en porcentajes. Por ello, y porque tiene Copyright, no suministramos el nomograma de Fagan, aunque los interesados pueden encontrarlo en el siguiente ENLACE

El calculador no suministra los intervalos de confianza de los cocientes de probabilidad (Likelihood ratio), ya que existen varios métodos de cálculo, todos ellos muy complejos, y que a menudo solamente dan resultados aproximados.

Calculador seleccionable en el menú 

Información adicional